Advierte Barbosa tinte político en protestas por alza al pasaje

Reiteró a los poblanos que el gobierno tiene clara la exigencia que hará cumplir a los concesionarios para que implementen sistemas de seguridad en las unidades

Por: Aurelia Navarro Niño

Tras declararse respetuoso de las opiniones públicas y ciudadanas, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta admitió que los amagos de amparos y protestas contra el alza a la tarifa del transporte público tienen un trasfondo político de quienes las encabezan, aun así, su gobierno, dijo, no «criminalizara» las protestas sociales y tampoco encarcelara a sus opositores como lo hacía el morenovallismo. 

Reiteró a los poblanos que el gobierno tiene clara la exigencia que hará cumplir a los concesionarios para que implementen sistemas de seguridad en las unidades, bajo la advertencia de que al término de los cuatro meses el que no haga esos cambios se dé la anulación de las concesiones.

“Yo reconozco la libertad que todos tienen para expresarse y reconozco que es un asunto –alza al pasaje- que se tenía que enfrentar, tienen derecho – a promover amparos-. Hay trasfondos políticos de los protestantes, panistas y priistas, que lo hagan, que lo hagan, iremos nosotros siendo respetuosos de la protesta social”, dijo.

De esta forma reiteró que su gobierno será respetuoso de todas las manifestaciones que surjan de las acciones de gobierno, incluso ejemplificó que él no incurrirá en la misma actuación del ex gobernador Rafael Moreno Valle de «encarcelar» a sus opositores.

Los protestantes que surgieron ahora, son parte de quienes se vieron beneficiados por el morenovallismo, siendo priistas o panistas, con la entrega de concesiones.

De esta forma el primer gobernador de izquierda advirtió aquellos opositores que dentro de poco tendrán que rendir cuenta sobre las irregularidades que se cometieron en pasadas administraciones.

Sobre el movimiento que está haciendo Luis Soriano Peregrina, ex subsecretario de Prevención del Delito y Derechos Humanos de la Segob, dijo que es libre de seguir en una lucha respaldada por cuatro personas.