Estos artículos caducan y tal vez no lo sabías

Seguirlos utilizando implica un riesgo tan o más grave que el de comida o medicinas caducas

Hay muchos  productos de uso común que tienen un tiempo limitado de vida y seguirlos utilizando implica un riesgo tan o más grave que el de comida o medicinas caducas. Lo peor es que casi nadie lo sabe.

Ya sea por la acumulación de bacterias, la liberación de sustancias peligrosas o la poca resistencia, estos artículos no deben consumirse o utilizarse después de cierto tiempo:

Cepillo de dientes

Debes cambiar tu cepillo de dientes o cabeza en el cepillo de dientes eléctrico cada tres meses, a menos que  esté demasiado gastada antes de este periodo o si tuviste resfriado o infección estomacal.

Al peinar tu cabello con el mismo cepillo durante mucho tiempo, puedes recoger todo tipo de gérmenes de donde has estado acostado, gorras o sombreros que has usado, o durante tu día a día.

Cepillo para el pelo

El famoso estilista Jamie Stevens aconseja limpiar el cepillo del pelo al menos una vez a la semana y comprar uno nuevo cada año. 

Esponjas lavatrastes

Las esponjas que se usan para limpiar el baño o la cocina se deben tirar una vez por semana. Si piensas en la cantidad de suciedad que se acumula en tu hogar, esto no debería sorprender.

Colchón

La persona promedio pasa aproximadamente 25 años de su vida durmiendo. El descanso es vital y dormir en un colchón en mal estado puede tener consecuencias perjudiciales en tu salud.

Un colchón debe cambiarse cada ocho años para que le brinde a su cuerpo todo el soporte y la mayor comodidad posible.

Recipientes de plástico (tuppers)

Si el recipiente de plástico que usas tiene algún arañazo o si lo usa para calentar la comida en el microondas, podrías exponerte a toxinas dañinas.

Asegúrate de reemplazar sus recipientes de plástico para alimentos al menos cada seis meses, si están dañados. También puedes recurrir a recipientes vidrio que son más duraderos y libres de riesgos para tu salud.

Toallas de baño

Cuando una toalla ya no puede absorber el agua como solía hacerlo, esto significa que será más fácil que las bacterias crezcan en su superficie y que ya es hora de reemplazarlas.

Intenta cambiar tus toallas cada uno a tres años.

 

Comentarios

Comentarios