De: Destape

El destape del ciudadano secretario de Gobernación, Adán Augusto López, como candidato a la presidencia de la República, en pleno acto de reunión del ciudadano presidente con legisladores federales de Morena, abre la puerta a especulaciones sobre el tema.

En principio, porque si bien el ciudadano presidente ha dejado la puerta abierta para que todos los militantes destacados de Morena aspiren a la nominación a la Presidencia en 2024, en contrasentido ha coartado esa posibilidad para el ciudadano senador Ricardo Monreal.

En tanto, por otra parte, ha visto con buenos ojos el proselitismo y destape de la ciudadana Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, a quien se apreciaba como la aspirante más sólida.

Sin embargo, no hay que perder de vista que uno de los propósitos colaterales de la reunión, tras el revés que representó el rechazo a la iniciativa de reforma eléctrica, era mostrar la solidez y coordinación que existe entre el ciudadano presidente y el ala legislativa de Morena.

Sobre todo, por la presentación de la iniciativa de reforma electoral cuya aprobación requiere de una mayoría calificada.

En paralelo, el destape del ciudadano secretario de Gobernación, representa una respuesta directa a las recientes declaraciones del ciudadano senador Ricardo Monreal, en el sentido de que él es el mejor prospecto para suceder al ciudadano presidente en la elección de 2024.

Una forma de frenar las pretensiones del zacatecano y mostrarle de qué lado se inclinan las preferencias del ciudadano presidente.

A escaso año y medio de que la sucesión presidencial se inicie de lleno, el ciudadano presidente da muestras claras de no querer soltar las riendas del proceso, e imponer su propio sello para dejar en el pasado la figura del tapado, aunque no la del dedazo.

Árbitro

Todo indica que los candidatos de Morena a la gubernatura de las seis entidades que estarán en juego, el próximo 5 de junio, están a la cabeza y podrían ser los últimos que se eligieran bajo la supervisión y mandato del INE.

El árbitro electoral que avaló el triunfo del ciudadano Andrés Manuel López Obrador en 2018 y los de los candidatos de Morena, tanto a las gubernaturas como en el Congreso de la Unión, alcaldías y congresos locales, ahora se aprecia como un ente incomodo.

En una más de las paradojas de la vida, el ciudadano presidente insiste en apreciar como adversario, a quien a querer o no, en los hechos ha validado el respaldo que le otorga la colectividad tanto a él como a la 4T.

Por: Alejandro Villegas

Redacción

Somos un equipo listo para actuar. Estamos dispuestos a llevarte la información más relevante en el momento que lo requieras. Checa nuestra web y redes sociales ¡No te arrepentirás!

A %d blogueros les gusta esto: