Genoveva Huerta y Néstor Camarillo, las manzanas de las discordias dentro de sus partidos

Nota del Editor: Los comentarios aquí vertidos son responsabilidad directa de su autor y no reflejan la opinión de En Vivo Mx.

Por: Jesús Lemus

Como era de esperarse, la renovación de las dirigencias estatales del PAN y PRI, desatará, sino es que ya desataron, los demonios de varios militantes que no están de acuerdo con la reelección de sus actuales líderes.

El ejemplo más concreto, es lo registrado dentro del PAN donde se perfila que Genoveva Huerta Villegas, repita al frente de la dirigencia estatal hasta el 2024.

Tampoco es casualidad la determinación de su reelección, pues se traduce en un claro mensaje en contra del alcalde electo, Eduardo Rivera Pérez, quien tenía a Marcos Castro como su gallo para la dirigencia estatal.

Huerta Villegas sabe que su reelección y que viene con la bendición del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, también destapó algunos problemas que afectarían sus aspiraciones políticas a largo plazo. 

A este reportero, según le platicaron que la actual líder del PAN y próximamente diputada federal del partido, ocupará ambos cargos como trampolines políticos para buscar en 2024 una nueva posición.

Aunque todavía no decide cuál, según me cuentan, sería la candidatura para una senaduría o por qué no, pelear por el gobierno del estado de Puebla.

Es por eso, que desde ahora amarra las manos del alcalde electo Eduardo Rivera Pérez, pues sabe que si coloca a su gallo en la dirigencia estatal, ella no tendrá maniobra para sus aspiraciones políticas.

¿Será?

Pero no solo el PAN vivirá problemas políticos, sino también en el moribundo PRI, donde sus militantes están enardecidos por la posibilidad de que Néstor Camarillo Medina, se reelija al frente de la dirigencia.

Entre los priistas que serán una piedrita en el zapato del actual líder, se encuentran Juan Carlos Lastiri Quiróz y Xiclalic Ceja García, ambos políticos que se quedaron fuera de las diputaciones local y federal que se renovaron el 6 de junio.

Ellos pelearán a muerte la presidencia de este partido político y tratarán a toda costa, evitar que Néstor Camarillo siga al frente del PRI estatal, cuyo partido ya vale menos de 3 pesos en Puebla.

¿Pero por qué Camarillo Medina quiere reelegirse?

La respuesta es sencilla, quiere usar la estructura del partido para posicionarse en un nuevo cargo político en 2024.

Pero también usará la base priista para apoyar desde Puebla, las aspiraciones del actual líder nacional Alejandro Moreno Cárdenas, quien hasta ahora buscaría ser el candidato del PRI a la Presidencia de México.

Hasta aquí mi reporte.

Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com y si salen de casa, que sea con doble cubre bocas porque el bicho sigue creciendo en todo el estado de Puebla.

LA FRASE

“No tengo ninguna estima por el hombre que a los veinte años no ha sido nacionalista o comunista”.

Alphonse Daudet

A %d blogueros les gusta esto: