Alimentos depresivos

Las actividades deportivas, esparcimiento  y el cuidado de la alimentación  son algunos de los consejos para prevenir y reponerse de este trastorno mental.

Los efectos de la depresión pueden influir en la vida laboral como personal. Tristeza, falta de concentración, baja autoestima, pérdida del sueño o del apetito son algunos de los síntomas de la ‘Enfermedad del siglo XX’.

La mala alimentación es también el detonante de la depresión, a continuación te decimos que alimentos evitar para evitar dicho transtorno.

  • Endulzantes artificiales

Estudios realizados en Norteamérica confirman que los edulcorantes artificiales, como la sacarina, provocan un efecto depresivo en el sistema nervioso. Además, el aspartamo causa depresión y ataques de ansiedad debido a que entorpece la producción de serotonina y dopamina.

  • Alimentos procesados

Las sustancias químicas presentes en dichos alimentos aumentan la probabilidad, inflamación y enfermedades cardiovasculares. Según investigadores británicos, la carne, el chocolate, los embutidos y los postres azucarados aumentan el riesgo de incrementar la depresión.

  • Frituras

Expertos del Hospital Universitario de Montreal en Canadá, afirman que los alimentos ricos en grasas generan una actitud depresiva debido a las reacciones químicas que provocan en el cerebro.

  • Lácteos con grasa

Estudios de las universidades de Navarra y Gran Canaria, recomiendan no consumir lácteos con alto contenido de grasa debido a que las grasas saturadas al igual que las trans, favorecen la aparición de la depresión.

  • Refrescos

El Instituto Nacional de la Salud señala que beber más de un litro al día de refrescos fomenta la depresión, sobre todo si son dietéticas o de sabores.

  • Alcohol

El alcohol interfiere en el sistema nervioso, especialmente si se abusa de su consumo durante un periodo prolongado

 

A %d blogueros les gusta esto: