100 días de improvisaciones de inercias en el gobierno de Rogelio Ángulo

A 100 días de gobierno de Rogelio López Ángulo en el municipio de Huauchinango no hay una sola acción de políticas públicas que sea relevante de mencionar, no se puede decir que la localidad sea más segura y tampoco que esté prosperando y menos que se encuentre limpia. El alcalde y sus regidores NO han presentado una conducta diferente, nadie se bajó el sueldo, es eminentemente una administración con un pensamiento priista del pasado, no hay novedades, no hay modernidad, hasta el momento, únicamente existe la inercia de gobernar conforme sople el viento.

Por principio de cuentas habría que establecer que la arquitectura de su campaña se concentró en manifestar en todas las plazas del municipio que el hoy presidente contaba con la experiencia y que el sí sabía administrar a Huauchinango, pues bien, en estos rubros su calificación es desastrosa; puesto que derivado de una enorme cantidad de acuerdos electorales, el Ayuntamiento presenta una nómina excesiva que perjudica el gasto corriente; al día de hoy no se ha presentado una sola acción de políticas públicas que destaque por su diferencia a la de los anteriores gobernantes, siguen las mismas prácticas de corrupción y no existe ningún programa para combatir este flagelo.

No existe ningún plan para dar cumplimiento a su promesa de campaña de incrementar la infraestructura turística; en cuanto al comercio local únicamente se encuentran administrando el desorden, sin propuestas y sin la planificación integral que contemple el problema y la solución, nada de esto ha ocurrido, ciertamente el tiempo es corto, pero también es verdad que al menos los planes integrales para hacer realidad la palabra empeñada ya debieron haberse presentado a la sociedad; no se ha realizado porque no se ha trabajado en una planeación ejecutiva que oriente al municipio a dar atención a sus propios objetivos.

En cuanto a su promesa de establecer un programa de becas de estudios para madres solteras se desconoce por completo su implementación y sus reglas de operación. En la misma situación se encuentra la activación de las estancias infantiles para respaldar a las mujeres trabajadoras, lo único que han cumplido es el apoyo a las promotoras de salud, nada más. De la villa Iluminada ni se diga, si se hace un comparativo con otras administraciones; fue de mal gusto el arreglo de la iglesia y sus torreones, con una imagen acorde a la pandemia de tristeza y de anemia, mal y de malas el trabajo de navidad, no se explotaron las cualidades del complejo conventual, demostrando una falta de visión en este tema.

Es preciso mencionar que la promesa de campaña de la escuela de artes y oficios para capacitar a las mujeres en cocina y costura, tampoco se ha presentado a la sociedad para su conocimiento. En cuanto al compromiso de gestionar en los primeros meses una reunión con Manuel Bartlett Díaz para poner fin al conflicto con la CFE derivado de la liquidación de la LYFC ha sido infructuosa, ya que ha cometido errores de análisis político, la única posibilidad de solución a esta problemática es la intervención del gobierno federal, por ello es preciso rectificar el camino, y analizar sin los prejuicios de su origen político.

En cuanto a su lema de corregir el rumbo de Huauchinango no se ve por donde o como, por el hecho de que al arribar al poder reprodujeron las mismas prácticas de sus predecesores, compraron la dignidad de los medios de comunicación para crear un ambiente favorable, se inmiscuyeron en las elecciones de las juntas auxiliares siendo juez y parte, se inició obra pública sin licitaciones, retornaron al pasado para intentar arreglar los problemas del presente.

En síntesis no hay planificación, la improvisación es fruto de la falta de construcción orgánica, existen evidentes vacíos de poder en el cual el Alcalde Rogelio López Ángulo se encuentra rebasado por la realidad, caminan sin una planeación ejecutiva que muestre un orden y una disciplina resultado de la experiencia, hasta el momento están muy lejos de ser lo que el electorado compró; en un comparativo inicial con el gobierno de su antecesor Gustavo Vargas Cabrera no alcanza los parámetros del antiguo edil y en el entendido que este último ha sido la peor administración de la historia de Huauchinango.

Por: Redacción

Foto: Especial

A %d blogueros les gusta esto: