Barcelona en semifinales de la Copa del Rey

La edición 2014/15 de la Copa del Rey ya conoce a su primer semifinalista: Barcelona, que se metió al estadio Vicente Calderón para doblegar 3-2 al Atlético de Madrid, resultado respaldado por el 1-0 que cosechó en su casa hace una semana.

El brasileño Neymar se echó a los “blaugranas” al hombro con doblete (9 y 41) y fue el gran protagonista de la tarde, pese a que los locales se pusieron en dos ocasiones al frente en el marcador, siempre con la angustia de buscar diferencia de dos tantos por el factor del gol de visitante que no hicieron en el Camp Nou.

Tal y como ocurrió en su eliminatoria frente a Real Madrid, los “colchoneros” madrugaron a sus adversarios y a los 38 segundos de acción “vacunaron” por medio de un latigazo de Fernando Torres.

Pero sólo ocho minutos les duró el gusto, pues a pase del uruguayo Luis Suárez y con una dosis letal de velocidad, Neymar igualó los cartones.

El trepidante primer tiempo no paró ahí y a los 30 minutos se decretó penal favorable a los locales, cometido por el argentino Javier Mascherano, quien impidió el ingreso al área de Juanfran; su compañero Raúl García se encargó de firmar exitosamente el cobro desde los 11 pasos.

Como si se tratara de un guión, de nueva cuenta los catalanes se tardaron ocho minutos en emparejar el tanteador, cortesía de una jugada fortuita de tiro de esquina, en la cual el brasileño Joao Miranda, en su intento de marcar al goleador “charrúa”, no pudo evitar que el esférico rebotara en él y se colara en su propia puerta.

A cuatro de irse al descanso, volvió a aparecer el hombre del encuentro, esta vez en complicidad con Jordi Alba, quien los asistió en un contragolpe que, a la postre, resultó mortal para los pupilos del “pampero” Diego Simeone.

Antes de marcharse a los vestidores, en el tiempo agregado de ese primer capítulo, Gabi Fernández recibió su segunda tarjeta amarilla para complicar aún más el panorama de los suyos.

Ya en el complemento, pocas ocasiones se generaron, pues los dirigidos por Luis Enrique estaban conscientes de su superioridad en la pizarra y numéricamente.

Las rotaciones desde el banquillo comenzaron a desfilar y la entrada de un par de elementos propició las pocas chances que se presenciaron, un par de intentos por parte de Pedro Rodríguez para la causa de los “culés”, en los que respondió muy bien el arquero esloveno Jan Oblak.

Para los de casa, Rubén Gracia “Cani” fue el que más lo buscó, aunque sin éxito, pues el alemán Marc-Andre ter Stegen demostró que en la cabaña del “Barça” también hay calidad.

Al minuto 84, Mario Suárez fue el otro “rojiblanco” que se marchó antes de tiempo por doble amonestación, para agravar más el de por sí complicado camino para el “Atleti”, que al final se despidió por global adverso de 4-2.

En este cotejo de “vuelta”, el atacante mexicano Raúl Jiménez se quedó en la banca, toda vez que el “Cholo” se decantó por sustituciones cien por ciento españolas: Cani, Jesús Gámez y Saúl Ñíguez.

Al Barcelona le resta esperar por su siguiente rival, que saldrá del choque entre Getafe y Villarreal de los hermanos Jonathan y Giovani dos Santos.

A %d blogueros les gusta esto: