De: Normalidad

Nota del Editor: Los comentarios aquí vertidos son responsabilidad directa de su autor y no reflejan la opinión de En Vivo Mx.

Por: Alejandro Villegas

Las recientes giras del ciudadano presidente a diversos estados, aunadas al comportamiento del semáforo epidemiológico y el retorno a clases presenciales, representan un claro mensaje al pueblo bueno. Todo ha vuelto a la normalidad, pero no debe traducirse de ninguna forma como un triunfo sobre la pandemia.

De acuerdo a las previsiones del sector salud, se esperan una cuarta y una quinta ola de contagios que, aunque disminuidos no dejarán de sumar a la estadística de enfermos y decesos por COVID.

El número de mexicanas y mexicanos fallecidos por COVID-19, sin duda, antes de que concluya el año llegará a 300 mil.

La reactivación económica y social está en marcha, pero la insistencia en mantener las medidas de sana distancia y protocolos de protección se traducen en una alerta que no puede ser ignorada.

Por más que las autoridades insistan en la disminución del número de contagios y decesos por día, es más que evidente que el COVID-19 no solo representa una amenaza latente para México, sino para el mundo entero.

El desarrollo y aplicación de la vacuna, aún en etapa de prueba y no comercializada a nivel global, es sólo un paso, pero falta el desarrollo de un tratamiento efectivo.

Sin duda, las autoridades del país, con el ciudadano presidente a la cabeza están ansiosas por darle vuelta a la página, e izar la bandera blanca, pero para que eso suceda por desgracia aún falta mucho.

UNAM

El ciudadano presidente expresó su deseo de que la UNAM regrese a clases presenciales, como dictando línea a la espera de ser atendido.

Olvida que, en su momento, la UNAM fijo postura y estableció la forma en que su comunidad regresaría a las aulas.

Sin duda, insiste en sus señalamientos a la espera de una señal que le permita apreciar que, por fin, domesticó al puma.

Bien haría el ciudadano presidente en comprender a plenitud el concepto de autonomía que representa un sólido bastión de la comunidad universitaria, que está lejos de ser el pueblo bueno y someterse ciegamente a sus designios.

Redacción

Somos un equipo listo para actuar. Estamos dispuestos a llevarte la información más relevante en el momento que lo requieras. Checa nuestra web y redes sociales ¡No te arrepentirás!

A %d blogueros les gusta esto: