Mujer da luz en un vuelo; no sabía que estaba embarazada

Una mujer dio a luz en un vuelo de Salt Lake City a Honolulu.

Por: Redacción
Foto: Hawaii Pacific Health

Una mujer tuvo un parto de emergencia en un vuelo de Delta Airlines que volaba de Salt Lake City a Honolulu. Sin embargo, lo increíble de la historia es que no sabía que estaba embarazada; pero si no fuera suficiente para ser una gran historia, en el avión viajaba casualmente un equipo de personal médico.

Este hecho ocurrió el pasado 28 de abril, cuando Lavinia Mounga inesperadamente dio a luz a su hijo Raymond con solo 29 semanas, según un comunicado de prensa de Hawaii Pacific Health.

«Nuestra hermana no sabía que estaba embarazada, así que estaba tan sorprendida como el resto de nosotros cuando nació nuestro sobrino». Las hermanas de la nueva mamá escribieron en una página de GoFundMe que recaudó casi 6 mil dólares.

Afortunadamente para Mounga, resultó que abordo se encontraba el Dr. Dale Glenn, médico de medicina familiar de Hawaii Pacific Health, y las enfermeras de la UCIN Lani Bamfield, Amanda Beeding y Mimi Ho.

«No sé cómo una paciente tiene la suerte de tener tres enfermeras de cuidados intensivos neonatales a bordo del mismo vuelo cuando está en trabajo de parto de emergencia, pero esa era la situación en la que estábamos. Lo mejor de esto fue el trabajo en equipo». Mounga dijo en el comunicado. «Todos se unieron y todos ayudaron».

El doctor Glenn dijo que una llamada de emergencia «bastante urgente» se escuchó por el altavoz aproximadamente a la mitad del vuelo, y un asistente de vuelo lo advirtió de lo que estaba sucediendo.

Cuando llegó a Mounga, Bamfield, Beeding y Ho, quienes están especialmente capacitados para tratar partos prematuros, ya estaban allí.

«Estábamos a la mitad del vuelo y escuchamos a alguien pidiendo ayuda médica. Fui a ver qué estaba pasando y la vi sosteniendo un bebé en sus manos, y es pequeño», dijo Bamfield en el comunicado.

Debido a que el grupo no tenía las herramientas habituales que tienen en el hospital, Glenn se basó en la capacitación médica en la naturaleza, y él y las enfermeras usaron cordones de zapatos para atar y cortar el cordón umbilical del bebé, según el comunicado.

También hicieron calentadores de bebés con biberones calentados en microondas y usaron un Apple Watch para medir la frecuencia cardíaca del recién nacido, manteniéndolo estable durante las tres horas que tardó en aterrizar.

«Literalmente estaba contando el tiempo en mi reloj, entre el lugar en el que estamos en el vuelo y el momento en que podemos llevar a este niño a Kapiolani [Centro médico para mujeres y niños]», dijo Glenn en el comunicado. «Tan pronto como lo subimos a la ambulancia, nos dirigimos directamente a Kapiolani. Y una vez que llegó allí, la sala de emergencias lo cuidó muy bien, lo trasladó a la UCIN, y el bebé y la mamá están muy bien».

Mounga, quien vive en Orem, Utah y viajaba a Hawai de vacaciones con su familia, recibió una visita especial del grupo en el hospital dos días después.

Un portavoz de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades le dijo al Washington Post que si un nacimiento ocurre en algún lugar de un «medio de transporte en movimiento», como un avión, el lugar de nacimiento del niño aparecerá en la lista como el lugar donde fue retirado por primera vez del transporte.

Redacción

Somos un equipo listo para actuar. Estamos dispuestos a llevarte la información más relevante en el momento que lo requieras. Checa nuestra web y redes sociales ¡No te arrepentirás!

A %d blogueros les gusta esto: