México inicia el año con precios a la baja

 Gracias a las reformas estructurales, por primera vez en 25 años México tiene un mes de enero con precios a la baja, lo que permite que el dinero alcance para comprar más, resaltó el vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández.

En entrevista, recordó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer hoy que la inflación anual se ubicó en la primera quincena de enero en 3.08 por ciento, menor al 4.63 por ciento de igual lapso del año pasado.

Esta reducción de 1.55 puntos porcentuales, que equivale a un 33.47 por ciento menos se explica por la caída en el precio del jitomate, la eliminación de las tarifas de larga distancia nacional y la reducción en el precio de la energía eléctrica y el gas doméstico, principalmente.

Sánchez Hernández dijo en ese sentido que los mexicanos estábamos acostumbrados a que en enero los precios subían en “La cuesta de enero”.

Pero ahora, dijo, “por primera vez en 25 años, tenemos un mes de enero con precios a la baja, lo que permite que el dinero alcance para comprar más”, enfatizó.

Y es que, las reformas han empezado a dar resultados, porque parte de esta baja inflación se explica por el costo cero de llamadas de larga distancia, que es una reducción del cien por ciento, gracias a la reforma en telecomunicaciones, subrayó el vocero del Gobierno de la República.

Pero el efecto fue aún mayor, porque también se redujo en precio de las llamadas locales y de 41 por ciento de la larga distancia internacional, indicó.

“También comenzamos a ver disminuciones importantes en servicios como electricidad, que cayó 2.05 por ciento y el precio del gas doméstico que también disminuyó en 8.42”. enfatizó.

Sánchez Hernández resaltó que de esta forma, este año empieza con precios más bajos, cuando durante décadas se observaban aumentos promedio del 4 por ciento en el mes de enero.

Resaltó que la mayor caída en los precios en la primera quincena de enero se presentó en la frontera norte del país, en especial en Matamoros, Ciudad Juárez y Mexicali.

“Comenzamos a ver frutos de las reformas cuyo único objetivo es que aumente la productividad, la inversión, los empleos bien pagados. Ese es el México próspero al que aspiramos”, finalizó.

A %d blogueros les gusta esto: