De: Robustez

Nota del Editor: Los comentarios aquí vertidos son responsabilidad directa de su autor y no reflejan la opinión de En Vivo Mx.

Por: Alejandro Villegas

El ciudadano presidente insiste en victimizarse y proyectarse como oposición, en lugar de aceptarse como gobernante y apreciar la realidad que tiene frente a sí, en materia electoral. La caballada flaca que aprecia, en la oposición, podría pasarle encima, porque su caballada no es tan robusta como sostiene en el discurso.

El exceso de confianza y los alardes verbales, más temprano que tarde pueden revertirse en su contra.
La oposición que intenta minimizar y ridiculizar, le demostró su fortaleza en el pasado proceso electoral.

Al tiempo que su cuestionamiento a los medios, pretende olvidar que la labor acuciosa y critica de esos mismos medios, propia de su naturaleza en los planos informativos y de investigación, contribuyó en gran medida al fortalecimiento de su movimiento.

En el fondo, lo que trata de superar es la voluntad ciudadana expresada en las urnas, así como el resultado del peritaje de la Línea 12 de Metro, y la disputa de la carrera de la sucesión que está a todo lo que da, cuando sólo faltan en realidad dos años para que se concrete en los hechos, el inicio del proceso electoral 2024.

Como sea el ciudadano presidente no termina de desempeñar su rol e insiste en victimizarse y ver complot en todos lados.

Dictamen

El resultado del dictamen sobre la Línea 12 del Metro de la CDMX, no es novedoso.

Las fallas y deficiencias quedaron de manifiesto aún antes de la puesta en operación de la Línea Dorada.

Sólo es cuestión de realizar una sencilla búsqueda para encontrar información en los medios que da cuenta tanto de las fallas en la construcción, como de las deficiencias que casi de inmediato obligaron a realizar reparaciones y detener su funcionamiento.

Pero lo verdaderamente importante en este proceso es que identifique a los responsables y culpables, y por supuesto que los directivos y políticos inmiscuidos si bien no enfrentan un proceso judicial, carguen con el costo del desprestigio social correspondiente.

No hay que olvidar de dónde vienen y dónde se encuentran hoy quienes gobernaron la capital del país, durante la construcción y operación de la Línea Dorada, y tener presente la posición que en su caso hubiera adoptado el ciudadano presidente, en sus tiempos como opositor, ante un acontecimiento similar.

Redacción

Somos un equipo listo para actuar. Estamos dispuestos a llevarte la información más relevante en el momento que lo requieras. Checa nuestra web y redes sociales ¡No te arrepentirás!

A %d blogueros les gusta esto: