Ser Tlachiquero, un oficio en peligro de extinción

En Ocotlán, Tlatlauquitepec, ya sólo 10 por ciento de la población se dedica a ser tlachiquero.

Por: Aurelia Navarro Niño
Foto: Cortesía

La mutilación incorrecta de la planta de maguey ha generado que en la región de Ocotlán, perteneciente al municipio de Tlatlauquitepec, el oficio de tlachiquero este desapareciendo, al pasar de un 60 por ciento de la población que se dedicaba a esto a un mínimo del 10 por ciento que aun hace la extracción de miel que genera el pulque.

Lo anterior se dio a conocer durante la presentación de la primera Feria del Maguey y Ruta del Pulque, que se realizará en la junta auxiliar de Ocotlán el 13 de julio y donde se espera recibir a 13 mil personas, que dejaran una derrama de 300 mil pesos.

A decir de Uriel Benavidez, expositor de maguey y regresado de la BUAP, planteo que cuentan con un proyecto de rescate para esta planta, pero al estar en planeación se desconoce cuándo se verían los primeros resultados.

La forma correcta de plantar el maguey es a diez metros de profundidad, después de 10 años ya se puede «capar» para después esperar de 2 a 3 meses que madure para que de paso a generación del líquido, expuso Emilio Ortiz productor de la región.

El pago por litro es de 10 pesos y, en promedio, cada tlaquichero tiene entre 2 o 3 parcelas para plantar maguey y extraer el pulque.