Piénsenla bien para el Hoy No Circula en Puebla

La eventual aplicación del “Hoy No Circula” ha tenido diversos asegunes en la Ciudad de México; por ejemplo, las familias compraron dos autos, en vez de uno.

Por: Guillermo Castillo

En Puebla, el “futuro nos alcanzó” y lo que veíamos a la distancia, desde la barrera, en la Ciudad de México, hoy nos golpea duro y en la cara: somos una urbe con problemas de contaminación ambiental.

¿Factores? Hay muchos, empezando por el Popocatépetl, aunque en los últimos dos meses ya no explota ni lanza fumarolas como antes y terminando porque, por alguna razón, este año hay muchos, muchísimos incendios por todos lados.

Lo curioso es que cosas así nos habían pasado antes y nunca habíamos entrado a un momento en que ya sólo esperamos que se active, por primera vez en la historia de la Angelópolis, una contingencia ambiental.

Uno de los motivos, que ya ha salido a relucir en estos días en que no vemos el cielo azul sino gris o hasta rojizo, es que somos muchos poblanitos, trepados en nuestros autos y sin ganas de bajarnos de ellos.

¿Es malo tener y usar auto? No ¿Debemos sentirnos culpables? Tampoco, en la mayoría de los casos; pero sí debemos tomar en cuenta las consecuencias que trae el hecho de ocuparlo indiscriminadamente, lo que tantos pleitos causa entre prociclistas y proautomovilistas.

Y no es que, proporcionalmente, seamos tantos ciudadanos los que usemos nuestros carros. En realidad, las estadísticas señalan que apenas somos 30 por ciento de la población, comparado con los que usan transporte público o medios no motorizados.

Sin embargo, Puebla aún es una de esas ciudades en que al subirte a tu coche te hace llegar a tu destino en la mitad del tiempo que si te vas en camión y no al revés, como pasa en la Ciudad de México.

Con eso y con la poca regulación que hay a las emisiones de muchas unidades de transporte público y de vehículos de carga, ha sido suficiente para aportar lo que nos toca (y me incluyo) en que hoy ya tengamos una calidad mala o muy mala.

Y no ha faltado quien, acomedidamente, adelante que ante la gran cantidad de automóviles (más de un millón en todo el estado), se valore la aplicación del Hoy No Circula, para restringir diariamente, cierta cantidad de automotores.

Ojalá diputados y regidores, que es donde ha brincado la idea, sí se tomen el tiempo para analizar las cosas y preguntarle a quien sí sabe, los pros y los contras de la medida; porque en la Ciudad de México, por ejemplo, las familias que tenían un auto optaron por venderlo y comprar dos y el tema no se ha resuelto. Las contingencias permanecen y la contaminación también.

O tal vez se requiera eso más otras medidas, como la deschatarrización del transporte público, por ejemplo, para que no se tenga una política coercitiva sino una solución a mediano y largo plazo para no tener nuevamente escenarios como los de las últimas semanas.

Hablando de esto ¿Alguien notó que luego del escándalo por las emisiones contaminantes y las partículas suspendidas tanto en la Ciudad de México como en la Angelópolis, muy convenientemente, la página del Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (Sinaica) dejó de operar correctamente y ahora no se pueden observar las mediciones de las estaciones de monitoreo?

Parece poca cosa, pero resulta grave si consideramos que los ciudadanos carecemos de otra fuente de información sobre la calidad del aire en Puebla, lo que ya se volvió un tema de conversación entre los ciudadanos.

Buscando votos al infinito y más allá

Curiosa, por decir lo menos, me resulta la estrategia de Enrique Cárdenas Sánchez para ganar votos en esta elección extraordinaria a gobernador de Puebla; porque valiéndose de un vacío legal, le ha dado por ir a buscar sufragios ¡Pero a la Ciudad de México!

Van dos semanas consecutivas que su equipo de campaña le organiza “foros” con organizaciones de la sociedad civil que, si bien son sus amigos y evidentemente lo van a respaldar, no le significan mayor capital político de apoyo al exrector.

¿Tal vez pensará tener a algunos de sus amigos académicos o activistas por acá, algún día de estos (mientras no se acabe la campaña), volanteando, tocando puertas o recorriendo el estado para que al final la gente sí opte por él?

Yo lo dudo. En estos dos “foros”, hay nombres de personas que en mi vida había escuchado, porque su campo de acción y estudio, sus contactos, están en la Ciudad de México y no aquí, y a quienes sí ubico es por notas nacionales.

Estamos a 16 días de la elección y parece que Enrique Cárdenas no ha entendido que este juego se gana con votos y votos de la gente que vive y está registrada en la entidad donde pretendes gobernar.

No estaría de más que los legisladores voltearan a ver esa situación; porque más allá de que la campaña fuera del estado no importe, siempre y cuando no se trate de un espectacular o algo así, la pregunta es ¿Cuánto se gasta Enrique Cárdenas y los partidos que lo apoyan, en organizar foros de los que los poblanos poco se enteran?

Porque ya lleva 27.5 millones de pesos en, supuestamente, más de 700 eventos de campaña; pero ni los eventos ni la “inversión” se ven a tal magnitud. Por ese tipo de cosas, Miguel Barbosa le lleva una ventaja de 20 a 30 puntos, según las encuestas que sí se han hecho públicas y no las mediciones internas que sólo el candidato ve.

Hasta la próxima.

ETIQUETAS:

Comentarios

Comentarios

Tengo 11 años de experiencia periodística y sigo aprendiendo. He colaborado para Cómo?, ABC Radio, Milenio, Poblanerías y Diario El Popular. Hoy impulso En Vivo Mx. El camino andado sólo sirve para dar el siguiente paso.